Registro Nacional de Asociaciones164523                      

--------------------------------------------

 

Atención Telefónica

de Lunes a Viernes de 17 a 20h.

Telf. 034 666 250 594

 

mail:informacion@narcolepsia.info

Hipersomnia central (tipos)

 

Narcolepsia  (Sindrome de Gelineau)

Esta caracterizada por una excesiva somnolencia diurna. Sus síntomas se deben a una inusual propensión para pasar de forma muy rápida, del estado de alerta a la fase de sueño. En numerosas ocasiones suele ir acompañado de Cataplejias, que son caídas del tono muscular. El primer síntoma en aparecer, y el más incapacitante, es la somnolencia diurna, que se caracteriza por entradas repentinas de sueño, en etapas de vigilia.

 

Hipersomnia recurrente. Se trata de una entidad poco frecuente, habiéndose descrito en la literatura médica sólo unos 200 casos, con ligero predominio en el sexo masculino. Su principal paradigma es el síndrome de Kleine-Levin. Se caracteriza por la aparición de episodios de hipersomnia con una frecuencia que oscila entre 1 y 10 veces por año.

 

 

Hipersomnia idiopática con sueño prolongado. Se caracteriza por una somnolencia excesiva, constante y diaria durante al menos tres meses. El sueño nocturno se prolonga durante unas 12-14 horas, con ningún o muy pocos despertares. Durante el día el paciente puede realizar siestas de 3 ó 4 horas de duración, sin que resulten reparadoras. Los pacientes aquejados de esta enfermedad tienen además una gran dificultad para despertarse tanto del sueño nocturno como de las siestas.

 

 

Hipersomnia idiopática con sueño reducido. Se distingue de la anterior en que en este caso el sueño nocturno suele tener una duración entre 6 y 10 horas, no excediendo este límite. No se acompaña de cataplejia, aunque los pacientes pueden tener a veces dificultad para despertarse del sueño nocturno y también de las siestas.

 

 

Sueño insuficiente inducido por el comportamiento. Consiste en la somnolencia secundaria a una deprivación crónica del sueño, voluntaria, pero no buscada directamente, derivada de comportamientos que impiden alcanzar la cantidad de sueño necesario para mantener un adecuado nivel de vigilia y alerta (obligada por circunstancias como el trabajo, niños pequeños en casa).

 

 

Otros tipos de hipersomnia.  Pueden darse otro tipos de hipersomnia, como la hipersomnia debida a una enfermedad médica (enfermedades neurológicas como la enfermedad de Parkinson y lesiones del hipotálamo, enfermedades endocrinológicas como el hipotiroidismo, trastornos metabólicos como la encefalopatía hepática o la insuficiencia renal, etc.), la hipersomnia secundaria al consumo de fármacos o drogas, y la hipersomnia no debida a ninguna condición fisiológica ni al consumo de sustancias sino a un trastorno mental, y la mala percepción de hipersomnia (también conocida como pseudohipersomnia)

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NARCOLEPSIA