Registro Nacional de Asociaciones164523                      

--------------------------------------------

 

Horario de atención telefónica

de Lunes a Viernes de 17 a 20h.

Telf. 034 666 250 594

 

mail:informacion@narcolepsia.info

Las Hipersomnias

 

La Hipersomnia es un trastorno del mecanismo del sueño, caracterizado por un sueño excesivo constante e involuntario. Una persona con hipersomnia tiene gran dificultad para mantenerse despierto, causándole un deterioro funcional significativo, entre los que se cuentan:fatiga, cansancio, perdida de concentración y sensorial, problemas de movimiento, estos problemas les aboca en una gran pérdida de atención en su entorno. Estos síntomas les causan problemas añadidos que acabaran por modificar aspectos personales del sujeto, como son: trastorno afectivo y de autoestima, deterioro social y laboral.

 

En la mayoría de los casos no se tienen dificultad para conciliar el sueño; éste es continuo, pero no es reparador. Se suele tener problemas al levantarse y, a veces pueden sentirse confusos e irritables, presentando lo que se conoce como borrachera de sueño y que afecta durante la transición sueño-vigilia.

 

Durante el día, hay una sensación casi continua de somnolencia, en la cual pueden darse comportamientos automáticos y rutinarios, de los que el sujeto no llega a tener conciencia. La somnolencia diurna no siempre aparece repentinamente, si no, de forma creciente y prolongada y preferentemente en situaciones de baja actividad o estimulación, cuando el sujeto intenta combatir la somnolencia, el nivel de alerta se resiente, lo cual ocasiona bajos niveles de rendimiento y se producirá una falta de concentración, perdida de atención y memoria,

 

El despertar de la persona suele ser complicado y suele venir acompañado de irritabilidad. 

 

La apnea del sueño, es una de las principales causas de hipersomnia, esta ocurre durante el sueño y cuando la parte posterior de la garganta impide el paso normal del aire hacia los pulmones, esto hace que el individuo tenga que realizar esfuerzos para respirar. Se definen tres clases de apnea:

 

  • Apnea del sueño obstructiva es la forma más frecuente. Cuando la parte posterior de la garganta bloquea las vías respiratorias, el individuo hace esfuerzos por respirar, pero no se despierta por completo. Su respiración puede suspenderse cientos de veces por la noche, y por lo general por periodos de 10 segundos o más.

 

  • Apnea del sueño central es menos frecuente y se origina por fracaso del cerebro para enviar señales a los músculos para que produzcan movimientos de la respiración. Esto despierta al individuo porque las concentraciones de oxígeno en la sangre disminuyen de manera repentina.

 

  • Apnea del sueño mixta se refiere a la coexistencia de apnea tanto obstructiva como central.

 

Se estima que el 80% de las personas con apnea del sueño no se diagnostica.

 

La Narcolepsia es el caso más grave de las hipersomnias, es un trastorno del sueño que causa somnolencia excesiva y ataques de sueño incontrolables y frecuentes durante el día, Por lo general a horas inapropiadas estos periodos de somnolencia extrema se dan cada 3 o 4 horas, este impulso de dormir es irrefrenable y le incapacita, obligándole por lo general a dormir un corto espacio de tiempo para poder continuar

 

Más de la mitad de los individuos con narcolepsia puede experimentar una pérdida del tono muscular y debilidad repentinas (cataplexia) desencadenada por una emoción súbita, así como parálisis del sueño, en la cual momentáneamente hay incapacidad para moverse o hablar al despertarse.   

 

Alrededor de la mitad de los individuos con narcolepsia pasa por estados parecidos al sueño, entre el sueño y la vigilia (alucinaciones hipnagógicas). La narcolepsia se origina por concentraciones bajas de mensajeros químicos en el cerebro (dopamina y noradrenalina), y por factores genéticos.

 

Los expertos creen que la narcolepsia es causada por la reducción en las cantidades de una proteína llamada hipocretina, la cual se produce en el cerebro. El motivo por el cual el cerebro produzca menos cantidad de esta proteína no está claro.

La narcolepsia tienen un componente genético y un desencadenante que hace que el sistema inmunológico actué en la destrucción de la hipocretina. La manifestación de la enfermedad empieza durante el segundo o tercer decenio de la vida.

Se estima que alrededor de 0.05% a 0.20% de la población sufre narcolepsia, pero el padecimiento a menudo no se diagnostica

 

Síndrome de Kleine-Levin. Este trastorno es poco frecuente. El comportamiento general del individuo es confuso e irritable. Estos episodios duran unos días tras los cuales el paciente vuelve a un estado normal. Suele desaparecer con la edad. Es más frecuente en varones adolescentes

En ella la presencia de somnolencia no es continua sino episódica, presentándose el síndrome varias veces al año. Los síntomas aparecen de forma periódica durante varios días o semanas. El sujeto con esta forma de hipersomnia puede pasar 15 a 20 horas durmiendo. Suelen llevar asociados otros síntomas como son: Se desinhibición, hiperfagia (ingesta incontrolada y compulsiva de alimentos) y conductas de hipersexualidad, en especial en varones; Algunos individuos sufren, además, irritabilidad, depresión y comportamientos impulsivos.


Sobre las personas que acuden con quejas de excesivo sueño diurno a centros especializados en trastornos del sueño, se estima que de un 5 al 8% son diagnosticados de hipersomnia.

 

Pueden darse otras formas de hipersomnia con ausencia de los síntomas señalados anteriormente, como es la que se da en algunas mujeres y en relación con el ciclo menstrual.

 

A quienes padecen hipersomnia les acontecen episodios recurrentes de somnolencia diurna excesiva, a pesar de que la persona duerma largas horas durante la noche previa. Esta somnolencia diurna difiere de la sensación común de cansancio causada por interrupción del sueño nocturno. A estos pacientes les es imperativo descansar o tomar lo equivalente a siestas en momentos y lugares inadecuados: en el trabajo o durante una cena fuera de casa. Las siestas normales, diurnas, generalmente son largas y no aportan mejoras en los síntomas.

A las personas con hipersomnia se les dificulta levantarse en la mañana y se sienten desorientados. Es común que tengan que usar varios despertadores y alarmas para obligarse a despertar. Otros síntomas pueden incluir ansiedad, irritabilidad falta de energía, pensamientos lentos y dificultad para memorizar. Algunos pacientes incluso pierden capacidad para interactuar socialmente en la familia o en el trabajo.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NARCOLEPSIA